Computer Love (Kraftwerk)

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
(Redirigido desde Computer Love)
Saltar a: navegación, buscar
Computer Love (Kraftwerk)
Autor: Kraftwerk
Álbum: Computer World
Fecha: 1981
Vídeoclip: [{{{URL-Video}}} Videoclip] en [{{{URL-Fuente}}} {{{Fuente}}}]
Referencias Ci-Fi: Ordenadores

Kraftwerk (1981)

Computer Love es la versión inglesa de una canción del grupo alemán Kraftwerk, pionero de la música electrónica.

El título original es Computerliebe, en alemán. La letra de la canción, minimalista como todo el trabajo de estos alemanes, consta apenas de una docena de líneas, varias de ellas repetidas, que describen esquemáticamente la noche de tedio de un personaje que mira la tele, no sabe qué hacer, pero necesita una cita.

Así pues, llama a un número telefónico para conseguir esa cita.

Presumiblemente, este es el amor computerizado al que se refieren. Las posibilidades, dada la escasez de datos, son varias: o bien el solitario melancólico está hablando directamente con un máquina, una especie de llamada a una línea caliente; o bien se está poniendo en contacto con un servicio informático de búsqueda de citas, que tan de moda están hoy en día.

Sea la opción que sea (probablemente, la primera), la intención de los alemanes Kraftwerk es incidir en una de estas transformaciones fundamentales a las que llevamos asistiendo desde hace ya casi tres décadas. Las relaciones interpersonales se están enfriando, esterilizando, pasadas por el filtro de la virtualidad. Este joven de la canción no sabe qué hacer, pero en vez de llamar a una chica o a un amigo para salir a buscar una chica, acude al amor de la máquina.

Correctamente enfocado, Kraftwerk resulta ser un grupo, no sólo vanguardista, sino auténticamente ciberpunk, al anticipar en la tecnología analógica los males que hoy en día se preconizan, como es el paradójico aislamiento que pueden producir las nuevas tecnologías de la información.

Como curiosidad, hay que decir que el grupo británico Coldplay utilizó la melodía de base en una parte de su popular Talk, cuyo excelente vídeo musical ilustra la compleja formación de relaciones emocionales entre humanos y máquinas, en este caso, un robot de diez pisos de alto.