Cuatro futuros

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Cuatro futuros
Autor: Peter Frase
Otros títulos:  
Datos de primera publicación(1):
Título original: Four Futures: Life After Capitalism
Revista o libro: Libro independiente
Editorial: Verso (USA)
Blackie Books (España)
Fecha Octubre de 2016
Publicación en español:
Publicaciones(2): Libro independiente
Otros datos:
Saga:  
Premios obtenidos:
Otros datos:
Fuente externa: Ficha en Verso
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

Peter Frase (2016)

Cuatro futuros lleva como subtítulo en su versión española "Ecología, robótica, trabajo y lucha de clases para después del capitalismo". Tal vez demasiado largo, pero sin duda descriptivo de lo que se va tratar en este peculiar ensayo ficción. Peter Frase, periodista y activista de izquierdas en Estados Unidos, trata en este libro de explorar el posible devenir de nuestra sociedad hacia cuatro posibles futuros, dos utopías y dos distopías, que mezclan de diversa manera unos mismos ingredientes básicos: las probable crisis sincrónicas del capitalismo, el automatismo y la emergencia ecológica global.

No obstante, ya en su capítulo introductorio, Frase previene que no pretende hacer futurismo, es decir, no pretende predecir el futuro, sino explorar estas ideas como escenarios ideales de los que se pueden obtener importantes enseñanzas. Es en este punto donde el libro intersecta con el género de ciencia ficción. Y hace esto de forma consciente, deliberada, indicando que la cualidad especulativa de la ciencia ficción la convierte en un herramienta idónea para este objetivo de obtener sabiduría a través de la construcción de mundos posibles y desarrollarlos de manera coherente.

Para el lector pronto se hace evidente que Peter Frase es un buen conocedor de la ciencia ficción especulativa que defiende, y el libro se encuentra plagado de ejemplos y referencias a obras cuyas ideas ilustran y acercan lo que pretende exponer. Kim Stanley Robinson, William Gibson o David Brin son mencionados con frecuencia, pero también Cory Doctorov, Ken McCleod, China Mieville, Charles Stross e incluso H.G. Wells y Mary W. Shelley.

Debido a esta abundante referencialidad, el aficionado a la ciencia ficción encontrará el libro especialmente ameno.

Los cuatro futuros:

Las premisas de partida de Frase son premeditadamente simples, ya que pretende hacer un estudio de casos singulares y no construir predicciones. Por ello, restringe los factores de estudio a la concurrencia de dos crisis globales que amenazan nuestro modo de vida: la continua evolución hacia la automatización de la producción e incluso de todo trabajo que actualmente desarrolla el ser humano, y la crisis ecológica.

La primera reflexión interesante que hace Frase, antes incluso de ponerse a construir y describir sus posibles cuatro futuros, es señalar que estas dos crisis tiene caracteres opuestos: la crisis debido a la automatización es una crisis de abundancia, mientras que la crisis ecológica es una crisis de escasez.

Para simplificar el estudio, Frase asume que la automatización es inevitable y que (dado el suficiente tiempo) será total. Cada vez más trabajos que se pensaba exclusivos del ser humano son asumidos por máquinas, incluso trabajos de carácter intelectual. El problema se presenta, por lo tanto, al preguntarse qué sucederá con la clase trabajadora, asalariada, una vez que se convierta en un mecanismo obsoleto, superfluo. Quienes posean los robots (en un sentido estrictamente físico, pero también intelectual, en relación a sus patentes) poseerán el monopolio de la producción y la riqueza.

La crisis ecológica presenta resultados más inciertos y el autor examina sus extremos: Por un lado, el supuesto de que hemos conseguido superarla y adaptarnos con éxito, produciendo un mundo de abundancia material gracias al uso de los robots. Por otro lado, la asunción de un nuevo mundo de recursos muy limitados.

Siendo la automatización una constante y tratando la crisis ecológica como una variable dicotómica, Frase introduce una segunda variable, de carácter político, la lucha de clases, que plantea también de manera extrema: o bien se ha superado y la riqueza se distribuye, o bien se ha exacerbado y la riqueza se ha concentrado. De la intersección de estas variables se obtienen en efecto cuatro futuros que van de la utopía comunista al estilo Star Trek a la distopía exterminista similar a Elysium.

El futuro que nos aguarde no será ninguno de ellos, sino, a buen seguro, una mezcla de varios tipos.

Merece la pena reflexionar sobre estas posibilidades y estar quizás un poco más alerta sobre las más negativas.