El último hombre (Wallace West)

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Nota: Este artículo se refiere al relato de Wallace West. Para otros usos ver El último hombre.

Advertencia-64.png

¡Atención, spoilers!

Aquí se desvelan detalles de la trama y el argumento


El último hombre (Wallace West)
Autor: Wallace West
Otros títulos:
Datos de primera publicación(1):
Título original: The Last Man
Revista o libro: Amazing Stories
Editorial: Experimenter Publishing Co.
Fecha Enero de 1929
Publicación en español:
Publicaciones(2): Amazing Stories (1926-1935)
Otros datos:
Saga:
Premios obtenidos:
Otros datos:
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

Wallace West (1929)

El relato:

El relato está ambientado en un futuro lejano y decadente en el que los hombres han desaparecido y los único seres humanos existentes son mujeres asexuadas.

El protagonista es el último hombre. En este mundo la procreación se realiza de forma automática en una gigantesca máquina. El protagonista es una anomalía, un hombre nacido por error en un mundo de mujeres, y como anomalía que es, permanece expesto en un museo.

El elemento desencadenante de la historia es una mujer, pero no una mujera asexuada como las demás, sino una mujer "completa", fruto también de un error de la máquina.

Juntos deciden acabar con la máquina de procreación y huir a las montañas, donde darán comienzo a una nueva raza.

El tratamiento de la sexualidad:

Aparte de la simpleza del relato, éste tiene algunos elementos que permiten caracterizar la época en la que fue escrito.

Hoy en día, nadie duda de que el sexo es uno de los principales motores de la mente humana. La idea de que la humanidad decida prescindir del sexo es inaceptable hoy en día, pero es una de las premisas del relato.

Más aún, uno de los motivos por el que se renuncia al sexo es que los hombres han desaparecido, por ser inútiles para la procreación. En consecuencia, al no haber hombres, las mujeres se vuelven asexuadas.

Cabe comparar estas premisas con el relato Houston, Houston, ¿me recibe? escrito por James Tiptree Jr. en 1976. En este relato los hombres han desaparecido y la reproducción se realiza también mediante técnicas artificiales (si bien con gestación natural, aunque es intrascendente para el tema que nos ocupa). Sin embargo, la carencia de hombres no hace a las mujeres renunciar al sexo, ni mucho menos.

Por supuesto, esperar que en el relato que nos ocupa, publcado en 1929, se acepte el lesbianismo como una forma de sexualidad normal es mucho pedir. Por esto mismo, el relato es revelador de los usos y costumbres de la época, así como de la incapacidad de los autores de comprender la fuerza del sexo y su importancia.