El rebaño

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
El rebaño
Autor: César Mallorquí
Otros títulos:
Datos de primera publicación(1):
Título original: El rebaño
Revista o libro: BEM número 33
Editorial: Interface
Fecha ‌ de 1993
Publicación en español:
Publicaciones(2): Antología de la ciencia ficción española (1982-2002)
El círculo de Jericó
Prospectivas
Otros datos:
Saga:
Premios obtenidos:
Otros datos:
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

César Mallorquí (1993)

El relato está ambientado en un escenario apocalíptico en el que la humanidad hace diez años que ha desaparecido a consecuencia de las enfermedades empleadas como armas de destrucción masiva durante una guerra.

Los únicos vestigios que quedan de la obra humana son un perro pastor que sigue guiando su rebaño y un satélite que sigue tratando de contactar con el control de Tierra.

Sin embargo, y aunque a priori estas sean unas buenas premisas, el relato puede llegar a defraudar al lector más pragmático, que verá difícil establecer el pacto de ficción. Por otra parte, su especial lirismo encuentra también ardientes defensores y detractores.

El pacto de ficción:

Muchos de los elementos de la historia resultan, cuando menos, improbables. El hecho de que un perro siga cuidando de un rebaño doce años después de la muerte del pastor resulta casi tan difícil de creer como que un consorcio acepte que uno de los socios decida por completo el software y el hardware de un satélite en el que se invierten millones, sin que este socio entregue las especificaciones técnicas más elementales (caso del segundo protagonista del relato, el satélite).

Para que el lirismo de la historia funcione, se hace necesario que el lector acepte estas premisas poco fundamentadas. Así, el perro se dignificará como animal, convirtiéndose en un testaferro temporal de la memoria del hombre, asumiendo en parte cualidades que hoy por hoy solo podemos atribuir a los humanos.

Recorriendo el camino inverso, el satélite será el segundo testaferro de esta memoria póstuma, pero adquirirá las atribuciones humanas de inteligencia y volición en base al desarrollo fortuito de esa inteligencia artificial tan improbable.

El estilo narrativo:

El estilo se presenta en apariencia sencillo, pero la necesidad de atribuir a los diversos personajes cualidades humanas le inclina al uso de metáforas e imágenes que pueden resultar pretenciosas.

Este exceso de recursos literarios resulta todavía más exagerado teniendo en cuenta que el relato está narrado desde el punto de vista del perro y del satélite. De esta forma, resulta chocante ver, desde los ojos de un perro, a otro perro "como un guerrero zen" o ver, también desde los ojos del perro, la lana de una oveja moribunda manchada de sangre "rojo sobre blanco, como un incendio en la nieve". En el caso del satélite el absurdo roza la hilaridad, pues podemos ver cómo éste siente confusión, descubre "la religión y la paranoia" y, sumamente deprimido, decide suicidarse (llegado este punto resulta inevitable recordar al robot de la Guía del autoestopista galáctico.

Estos fallos, no tanto en la narración como en la caracterización de los personajes, pueden pasar desapercibidos para el lector que asume completamente y sin reparos el pacto de ficción; pero se hacen furiosamente evidentes para quien no transige con la idiosincrasia de partida.

Conclusión:

En resumen, un relato con una buena idea, notablemente alejado del hard y con connotaciones casi de fantasía, que puede producir en diferentes lectores efectos completamente contrapuestos.