La sombra del mundo muerto

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
La sombra del mundo muerto
Autor: Diana Muñiz Pérez
Otros títulos:
Datos de primera publicación(1):
Título original: La sombra del mundo muerto
Revista o libro: TerBi, número 1
Editorial: TerBi
Fecha Septiembre de 2011
Publicación en español:
Publicaciones(2):
Otros datos:
Saga:
Premios obtenidos: Premio TerBi
Otros datos:
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

Diana Muñiz Pérez (2011)

La sombra del mundo muerto es el relato ganador del primer concurso de cuento de ciencia ficción de la TerBi, que tuvo como tema las mutaciones.

Se trata de un cuento corto presentado en muy pocas escenas con gran economía de escenarios y personajes.

El escenario:

En un futuro no determinado, la Tierra ha sufrido un apocalipsis ecológico que la ha vuelto un desierto inhabitable en el que la luz solar puede matar. En este contexto, un reducto humano ha sobrevivido construyendo una ciudad subterránea y aislándose del exterior. Para sobrevivir, unos genes han sido alterados para favorecer características que faciliten la vida subterránea (ojos de gato) y otros se han visto modificados naturalmente, con consecuencias como la pérdida de melanina.

La trama:

Un día, mientras la protagonista está revisando en el exterior una avería en los paneles solares (una tarea muy peligrosa por el riesgo de desarrollar la actividad en un entorno letal para ella, como es la profusión de luz solar) encuentra un artefacto accidentado con un superviviente que, a pesar de no llevar traje de protección, parece soportar bien la radiación lumínica.

El accidentado es llevado al interior de la ciudad y pronto descubrimos que forma parte de otro grupo de supervivientes que eligieron lanzarse al espacio en espera de que la Tierra volviese a ser habitable.

Con estas premisas, Diana Muñiz trenza una trama rápida en la que el material genético del joven será codiciado por la esperanza que supone para recuperar la capacidad de vivir en el exterior.

El resultado:

El relato se desarrolla con rapidez pero sin precipitación y cuenta con un acierto en el trato psicológico del personaje de la protagonista.

En su contra juega la presentación de las escenas con algunas frases demasiado sobadas; pero, en general, el lenguaje es preciso y adecuado.

Un relato ameno y dinámico que no carece de interés.

La crítica científica: Mutaciones:

El relato se alzó vencedor en la primera edición del certamen de la TerBi, cuya temática obligada eran las mutaciones.

Si bien algunas de las características de estos humanos futuros son más bien debidas a la manipulación genética, otras como la mencionada pérdida de melanina sí que podrían ser atribuidas a una mutación.

Sin embargo, en la sociedad presentada por Muñiz, el mecanismo de selección natural no parece haber funcionado como es habitual, dado que el albinismo, al no ser una ventaja evolutiva, no debería haberse convertido en una característica tan absolutamente dominante. Un buen porcentaje de humanos deberían conservar la capacidad de producir melanina, del mismo modo que en nuestra sociedad actual existe multitud de pigmentaciones diferentes en los iris o en el color de pelo.

Resulta también curioso que una sociedad erigida en torno al control genético obligatorio para evitar la endogamia y capaz de manipular y modificar genes desde sus inicios no fuera capaz de conservar muestras genéticas de humanos previos al desastre.

Sin embargo, estos puntos, que permiten criticar la obra desde un punto de vista tecnicista, no restan credibilidad al relato, que establece sin dificultad el pacto de ficción.

Premios: