Viajes en el tiempo

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Revisión de 19:31 26 jul 2012 por Vendetta (Discusión | contribuciones) (Como tecnología (máquinas del tiempo):)

Saltar a: navegación, buscar
Ampliada-64.png Esta página debe ser ampliada o reestructurada

 

Los viajes en el tiempo ( o viajes a través del tiempo o viajes temporales) son aquellos en los que un personaje se traslada a una época distinta de la suya, tanto pasada como futura.

Son uno de los temas más interesantes y característicos de la ciencia ficción. Más allá de sus posibilidades argumentales, su interés radica en el hecho de que, si los viajes en el tiempo fueran posibles, entonces sería posible viajar al pasado y alterar acontecimientos ya ocurridos, modificando así el presente y dando lugar a absurdos lógicos conocidos como paradojas temporales.

Un primer intento de salvar estas paradojas es suponer divisiones en la línea temporal, lo que relaciona los viajes en el tiempo con los universos paralelos.

Posibilidad de los viajes temporales:

La primera cuestión a considerar es si, efectivamente, los viajes son posibles.

Según la Teoría de la Relatividad de Einstein, el espacio y el tiempo son un continuo que puede ser (y de echo es) deformado por la gravedad. Gravedades muy intensas pueden dar lugar a singularidades, regiones de gravedad intensa en las que las fórmulas de la Relatividad se vuelven inútiles y en las que no es posible conocer qué sucede. Matemáticamente, es posible unir dos de esas singularidades, dando lugar a un agujero de gusano que, teóricamente, permitiría unir dos puntos distantes en el espacio, en el tiempo o en ambas dimensiones.

Sin embargo, aún cuando las matemáticas permitan describir estos objetos, la posibilidad de controlarlos de forma deliberada se aventura muy remota, tanto desde un punto de vista tecnológico como puramente físico (las energías y aceleraciones de la gravedad relacionadas estarían muy por encima de lo que el ser humano parece poder manejar).

Pese a ello, muchos autores se han centrado en las posibilidades que ofrece la idea del viaje en el tiempo, planteándolo como hipótesis de partida de su historia (nóvum) y obviando toda dificultad técnica.

Formas en que se produce el viaje:

Como tecnología (máquinas del tiempo):

Artículo principal: Máquina del tiempo

La forma más habitual de viaje temporal es gracias a algún tipo de tecnología que permite fabricar una máquina del tiempo, cualquiera que sea la forma que ésta adopte.

El primer relato que incluye un viaje en el tiempo es El reloj que marchaba hacia atrás, de Edward Page Mitchell, publicado en 1881, siendo también el primer relato conocido que plantea el tema de las paradojas temporales. Pocos años después, en 1887, Enrique Gaspar escribió una novela con forma de zarzuela en la que aparecía el "anacronópete", un invento que permitía viajar atrás en el tiempo.

En 1895, vería la luz La máquina del tiempo, de H.G. Wells, la primera novela que utiliza el recurso a la credibilidad científica para racionalizar el modo de viajar. En este relato el viaje temporal no era más que una excusa para plantear el problema de las desigualdades sociales y la lucha de clases, mirando con preocupación hacia un futuro darwiniano.

Si bien La máquina del tiempo ignora las paradojas temporales, a menudo es considerada la primera novela de viajes en el tiempo debido a que su popularidad e influencia en el género sentaron las bases para este tipo de relatos.

Como poder:

Artículo principal: Poderes psíquicos

A pesar de que la ciencia ficción requiere plausibilidad, en algunas ocasiones los autores han recurrido a algún tipo de poder psíquico que permite al personaje desplazarse a otro instante.

Ejemplo de ello lo tenemos en Donnie Darko (2001). En esta película, el joven Donnie ve un gigantesco conejo venido del futuro que le avisa de la inminencia del fin del mundo. La cinta mezcla conceptos difusos de física, tales como los agujeros de gusano, para dar lugar a una historia interesante que mezcla viajes en el tiempo y paradojas temporales.

Igualmente involuntarios son los viajes de Evan en El efecto mariposa (2004). En esta película el protagonista padece episodios de amnesia. Su terapeuta le recomienda escribir un diario de su vida pero cuando lo relee, encuentra descritos en él los acontecimientos correspondientes a dichos episodios de amnesia y, al leerlos, su conciencia es transportada al pasado, donde un pequeño cambio puede alterar de forma importante el futuro.

La idea de la película coquetea con la hipótesis de que el tiempo no es lineal, sino que sólo lo percibimos así, por lo que para nuestra conciencia sería posible desplazarse por él como por un plano, retrocediendo en nuestro camino y tomando uno nuevo, una idea no muy diferente de la base argumental de Las vidas posibles de Mr. Nobody (2009).

Algo así es lo que le sucede al protagonista de Treta tridimensional, relato escrito medio siglo antes, en 1956, por Isaac Asimov. En él, el protagonista regresa al pasado hasta un punto crítico, y debido al viaje, su mente queda modificada en consonancia.

Curiosamente, el poder de viajar en el tiempo es utilizado en el relato como método para escapar de una habitación cerrada, es decir, como una especie de teleportación. Y es que ambas características están fuertemente relacionadas, algo que pone muy de manifiesto Alfred Bester en Las estrellas mi destino, escrito también en 1956.

Efectivamente, si el teletransporte es definido como la capacidad de trasladarse a otro sitio de manera instantánea, entonces ha de convenirse que durante el viaje se ha vulnerado la premisa de que no se puede viajar más rápido que la luz, lo que abre la posibilidad al viaje temporal. Y efectivamente, el protagonista, Gully Foyle, en el clímax final de la obra, sufrirá episodios de saltos aleatorios en el tiempo al no poder controlar perfectamente su capacidad para "jauntear".

Desde el momento en que se asumió que el espacio y el tiempo formaban un sólo continuo, los autores comenzaron a identificar ambas habilidades y a comprender que si admitían que sus personajes hiciesen viajes instantáneos dominado el espacio, tampoco podían ponerles impedimentos para viajar por el tiempo con el poder de su mente, justamente el poder Hiro Nakamura en la serie de televisión Héroes (2006).

Hibernación:

Artículo principal: Hibernación
Artículo principal: Criónica

La hibernación permitiría, mediante técnicas de criónica, conservar un cuerpo en un estado de animación suspendida para ser reanimado en el futuro.

Estrictamente hablando, el caso de la hibernación no sería un viaje en el tiempo ya que no se produce un desplazamiento real del protagonista de un punto del espacio-tiempo a otro. Sin embargo, el efecto práctico es el mismo que el de un personaje que fuera enviado al futuro sin posibilidad de regreso.

Accidentes relativistas:

Artículo relacionado: Agujeros de gusano
Artículo relacionado: Agujero negro

En todos los ejemplos anteriores los protagonistas tienen un cierto tipo de control sobre el viaje. Sin embargo, en otras ocasiones el viaje no se da de forma voluntaria, sino por un accidente relacionado con algún elemento relativista.

El ejemplo típico es el de la nave espacial que, por accidente, pasa demasiado cerca de un agujero negro o se introduce en un agujero de gusano. Estos cuerpos, según la Teoría de la Relatividad de Einstein, permiten especular con la posibilidad de unir dos puntos remotos del espacio tiempo de forma que, al menos en teoría, el viaje en el tiempo es posible.

Consecuencias de los viajes en el tiempo y conceptos relacionados:

Paradojas temporales:

Artículo principal: Paradojas temporales

Universos paralelos:

Artículo principal: Universos paralelos


Poderes psíquicos
Puramente mentales: Manipulación del entorno físico:
Percepción extrasensorial Manipulación mental