Amanecer

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Amanecer
Autor: José Antonio Cotrina
Otros títulos: No se le conocen
Datos de primera publicación(1):
Título original: Amanecer
Revista o libro: Artifex Segunda Época nº11
Editorial: Artifex
Fecha Fecha desconocida de 2003
Publicación en español:
Publicaciones(2): Certamen Alberto Magno de fantasía científica 2003
Otros datos:
Saga: No pertenece a ninguna saga
Premios obtenidos: Ignotus
Otros datos: No hay otros datos
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

José Antonio Cotrina (2003)

En palabras del autor, una de sus historias más extrañas, acerca de silencio y tiempo detenidos.

La trama:

A las 6:53 del 11 de julio (el año no se dice, pero perfectamente podría ser el de publicación), Joaquín se despierta con la extraña sensación de haber dormido demasiado. Éste apenas es el primer síntoma que en pocos minutos le llevarán al pánico y al asombro. No escucha ningún sonido, ni siquiera su propia voz, su madre ha desaparecido y al salir a la calle la encuentra desierta de otros seres vivos, los objetos detenidos como congelados en un instante determinado. La ciudad se encuentra en un amanecer perpetuo.

Se trata de una premisa fascinante, con un toque poético. Joaquín no sabe qué ha ocurrido, quizás una catástrofe mientras él dormía; pero pronto se da cuenta de que el tiempo no avanza. A partir de aquí, el relato prosigue de una manera similar a novelas clásicas como El día de los trífidos (John Wyndham, 1951). Lucha contra la soledad y el miedo, búsqueda de otros supervivientes, esperanzas futuras para reconstruir la civilización…

El resultado:

A pesar de la necesidad de brevedad, los acontecimientos y los personajes son bastante coherentes y completos. El estilo y la habilidad de Cotrina como escritor hacen que el texto tenga una innegable calidad. Se trata de una obra entretenida y agradable, basada en una idea sugerente. Sin duda, es merecedora de los premios que ha obtenido.

En el ámbito científico, asumiendo como cierta la premisa de que el tiempo se ha detenido en un instante determinado y de que unos pocos habitan en ese instante, Cotrina se salta la coherencia allá donde un mayor rigor haría inviable la narración. Estas licencias, aunque necesarias en su mayoría, no dejan de chocar a un lector especulativo.

¿Por qué no se transmite el sonido? Es de suponer que la vibración no se propaga por el aire debido a ese tiempo detenido. Sin embargo, resulta que sí se propaga la radiación luminosa. Es decir, el protagonista ve, no está ciego. ¿Por qué? Lo único que puede explicar tal fenómeno es que los fotones se siguen moviendo, siguen siendo emitidos por los objetos, todos los objetos, pese a estar “colgados” en el tiempo, inmóviles a un nivel macroscópico.

A este respecto, cabe preguntarse qué pasa con el Sol. Si los fotones se mueven, tarde o temprano serán absorbidos y, por lo tanto, a falta de una fuente de luz, la luminosidad descendería. Por lo tanto, el Sol debe seguir emitiendo radiación, lo que equivale a decir que siguen produciéndose reacciones nucleares en su interior.

Otro asunto justamente chocante es el de las estelas, muy utilizadas por Cotrina al inicio del relato, lo que hace pensar más en un anómalo funcionamiento del tiempo (como en La ruta a Trascendencia, 2003), antes que en la inmovilidad de éste.

Por todo ello, da la sensación de que el autor no tenía muy claro el tipo de fenómeno cuyos efectos se lanzaba a describir, lo que puede restarle mérito dentro del campo de la ciencia ficción, pero no merma en absoluto su gran calidad literaria y su belleza.

Un relato muy recomendable.

Premios:

Obtenidos:

Finalista: