Arañas de Marte

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Arañas de Marte
Autor: Guillem López
Otros títulos:  
Datos de primera publicación(1):
Título original: Arañas de Marte
Revista o libro: Arañas de Marte
Editorial: Valdemar. El Club Diógenes
Fecha 29 de marzo de 2017
Publicación en español:
Publicaciones(2): Arañas de Marte
Otros datos:
Saga:
Premios obtenidos:
Otros datos:
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

Guillem López (2017)

Las premisas:

Hanne y Arnau, por consejo del psiquiatra, han reunido a sus amigos y parientes cercanos en el aniversario de la muerte de su hijo pequeño, fallecido tras ser operado y sufrir una metástasis en los huesos. La idea es ayudarles a realizar el duelo de tan terrible acontecimiento y empezar a rehacer sus vidas; sin embargo, un desmayo de Hanne, cuando estaba sola en el baño, les lleva a descubrir en el cerebro de Hanne preocupantes anomalías. Los médicos que la atienden no saben si se traza de tumores o de algo aún más extraño, pero parece evidente que está afectando a la manera que Hanne percibe la realidad y, especialmente, a cómo recuerda el pasado... Y el futuro.

La novela:

Se trata de una obra poco convencional en estructura narrativa, que se construye a base de diferentes episodios de la biografía de Hanne, con la particularidad de que estos episodios parecen ser mutuamente excluyentes. ¿Se trata de un caso de narrador no confiable? Es decir, ¿todo es producto de la mente enferma de Hanne? ¿O hay algo más siniestro detrás de todo ello? Guillem, sin querer mediatizar al lector, deja la sugerencia de que pudiera ser que la mente anómala de Hanne estuviera percibiendo simultáneamente diferentes realidades alternativas; pero también deja caer la posibilidad de que en realidad las extrañas percepciones de Hanne sean producto de un ataque alienígena, cuando se encuentra en tránsito hacia otro planeta.

Este juego con la realidad como producto de la percepción recuerda mucho a las obras de Philip K. Dick, y Guillem López sabe actualizar la temática y la trae a una dimensión cercana, cotidiana, que reviste a la obra de una capa tenebrosa, cercana al terror. Pero, a diferencia de las obras de Dick, el trabajo se Guillem se asienta en los personajes, pasando la idea a ser un mero vehículo para explorarlos. En este sentido la obra podría ser mejor emparentada con Las vidas posibles de Mr. Nobody (Jaco Van Dormael, 2009), por la acertada manera que tiene de describir una misma personalidad a partir de vivencias contradictorias. Hanne y Arnau son los mismos aunque hayan experimentado diferentes cosas, lo que supone un notable logro de caracterización.

A muchos lectores puede incomodarles el final (si es que el final de la última historia puede considerarse un final para el conjunto de todas ellas). Por el juego narrativo que se había propuesto, cerrar la novela de una manera convencional era una opción que igualmente podría defraudar, especialmente al considerar, como se ha indicado, que se trata de una novela de personajes antes que de ideas. El final abierto a la interpretación pretende dar legitimidad a cada relato que compone la historia, pero es cierto que supone un cierre en falso, anticatártico, para una novela que hasta el momento había sido una tormenta de emocional.

En otro orden de cosas, la prosa de Guillem es directa, repleta de imágenes de gran fuerza, moderna en el mejor sentido de la palabra, marcada con gran ritmo y expresividad.

La lectura de Arañas de Marte puede realizarse casi prescindiendo de la linealidad que nos sugiere el orden establecido de los capítulos, al constituir la mayoría de ellos una historia autocontenida. Esto permite la relectura de la novela al azar, a la búsqueda de las pistas que el autor ha dejado para el lector, lo que da una segunda oportunidad para la reflexión y el disfrute.

Premios: