Alba de tinieblas

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Alba de tinieblas
Autor: Eduardo Vaquerizo
Otros títulos:
Datos de primera publicación(1):
Título original: Alba de tinieblas
Revista o libro: Alba de tinieblas
Editorial: Ciberdark
Fecha Febrero de 2018
Publicación en español:
Publicaciones(2): Alba de tinieblas
Otros datos:
Saga: Crónica de tinieblas
Premios obtenidos:
Otros datos:
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

Eduardo Vaquerizo (2018)

Alba de tinieblas es una novela de Eduardo Vaquerizo ambientada en su universo Crónica de tinieblas.

Las premisas:

El universo de Crónica de tinieblas es una ucronía cuyo punto Jombar es la muerte en 1571 de Felipe II durante un accidente de caza. Esto daría lugar a la reivindicación de su derecho al trono por parte de Juan de Austria, hijo ilegítimo de Carlos V y hermanastro de Felipe II. La novela está ambientada en 1573, y narra precisamente el desarrollo y resolución de esta lucha dinástica.

La novela:

Se trata de una obra coral en la que encontramos personajes ficticios, como la peligrosa morisca Abendana, el conde de Pasamar (un brillante ingeniero que sienta las bases para el steampunk de las siguientes obras) y su criado Herodoto, pero también personajes históricos, como el propio Juan de Austria, Ana de Mendoza (princesa de Éboli), Juan Padilla (líder de la batalla de los comuneros en Valladolid), Alejandro Farnesio (militar veterano de la batalla de Lepanto y de las luchas en los Países Bajos) y otros menos conocidos pero que dotan de gran sabor a la novela, como el general jesuíta Francisco de Borja, el mercenario Andrea Fortebracci o el médico judío Yosef Orabuena.

Además de los personajes que intervienen en ella, la novela muestra una seria y rigurosa documentación por parte de Vaquerizo, palpable en la detallada textura que ha sabido dar al escenario en el que tiene lugar la acción, por mucho que haya sido alterado para transformarlo en una ucronía.

Este mismo cuidado ha sido mostrado en los personajes que, si bien a veces parten de algún estereotipo que permite situarlo rápidamente en la acción, pronto se perfilan y evolucionan para mostrar una personalidad propia, no sólo acorde con las necesidades de la trama, sino también con la mentalidad que sería de esperar en la época. Así, aunque los personajes son en sus ideas y creencias muy distintos al lector (del que le separan casi cinco siglos), resultan creíbles y es posible empatizar con ellos.

El estilo imita también las expresiones y arcaísmos de la época, notándose de nuevo una sólida documentación no sólo en giros y expresiones, sino en todo un vocabulario de útiles, herramientas, prendas, accesorios... que hace ya tiempo que están en desuso, pero que están siempre presentes en la obra dotándola de una atmósfera y textura creíbles.

Se trata, en definitiva, de una obra entretenida y amena pero, sobre todo, bien construida. Una lectura muy recomendable.

Crónica de tinieblas
Siglo Historias de Eduardo Vaquerizo Historias de otros autores
Crónicas de tinieblas (2014, antología)
XVI
  • 1573: Alba de tinieblas
XVII
XVIII
XIX
XX